Buscador

 
 
 

10/01/2012
Los pabellones del Centro Costa Salguero y su auditorio fueron el espacio de lanzamiento del 13 al 17 de junio de una FITHEP renovada.

FITHEP 2011, récord de operaciones comerciales durante la feria.

En esta edición se ampliaron los nichos temáticos, se sumaron nuevos certámenes y se retomó la actividad de capacitación. La respuesta de los visitantes fue contundente. Según lo expresó la mayoría de los 160 expositores, el nivel de contactos comerciales fue récord.


 FITHEP, la feria Internacional de Tecnologías para Heladerías, Panaderías, Pastelerías, Chocolaterías, Pastas, Pizzas y Productos de Conveniencia llevó a cabo su 17 edición en un clima marcado particularmente por el fenómeno inusual de las cenizas volcánicas que se desprendieron del volcán chileno Puyehue en el pasado mes de junio. El cierre de aeropuertos provinciales ,nacionales e internacionales puso en alerta a muchos de los compradores que tenían como objetivo visitar la feria bienal del sector dulce.


Si bien este hecho generó ansiedad y dificultades severas, no determinó la cantidad y calidad de visitantes totales. De los 18.930 compradores que llegaron a Fithep, el 5% correspondió al exterior, es decir, 946 compradores. En este punto hubo una leve disminución en relación con la edición 2009. Muchos visitantes con pasajes ya emitidos no pudieron partir de sus países de origen o, pudiendo, decidieron no hacerlo en virtud de la incertidumbre de la fecha de regreso.


Los contingentes más numerosos correspondieron a Uruguay, Brasil, Paraguay, Chile, Perú y Bolivia.
Chile, que encabezó en las últimas ediciones el grupo de compradores más numeroso, pasó a cuarto lugar porque fue el país más afectado por el polvo volcánico.


Las provincias del sur del país también sufrieron las consecuencias del fenómeno meteorológico aunque muchos decidieron dejar de lado el avión y viajar en transporte terrestre. Las diez provincias que aportaron mayor número de visitantes en orden decreciente fueron Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, Misiones, Tucumán, Río Negro, Chaco, Corrientes y Santiago del Estero. La capital federal y Gran Buenos Aires aportaron más del 40% de los visitantes.

La oferta de esta edición ocupó los pabellones 1 al 4 del Centro Costa Salguero y también el amplio auditorio y el áreas para capacitación. Ocho certámenes marcaron los territorios específicos de las áreas temáticas de la semana organizados por Publitec en coordinación con cada una de las cámaras, asociaciones y sindicatos pertenecientes a cada segmento: dos campeonatos nacionales de pastelería, junior y senior, un campeonato nacional de panadería, una copa del helado artesanal, un campeonato de baristas, un campeonato del chocolate, el campeonato de la pizza y el campeonato de la empanada. Por primera vez se presentó la Academia Bocuse con un ciclo de conferencias ofrecidas por primeras figuras de la gastronomía como Dolly Irigoyen.


Dos cursos prácticos, uno sobre Elaboración de Helado Artesanal y otro sobre Elaboración de Pizzas y Empanadas concitó el interés de nuevos emprendedores interesados en ser parte de estas actividades económicas.


El pan, uno de los productos con mayor capital simbólico, contó nuevamente en esta edición con un mural bajo el título El Pan en las Culturas, esta vez rastreando en la poética iberoamericana textos sobre el pan que acompañaron las imágenes de productos panificados, locales panaderos y artesanos de la profesión en el desempeño de sus actividades.


FITHEP afirma su liderazgo
La fortaleza del proyecto ferial se basa en dos pilares: selección del público comprador y oferta de innovación tecnológica y presentación de tendencias del mercado. Quien caminó por FITHEP durante alguno de los cinco días de presentación pudo encontrar la tecnología y el manejo fácil de equipamiento gastronómico, para panaderías, pastelerías y heladerías. Los nuevos diseños permiten  disminuir los desperdicios, optimizar las horas de trabajo y planificar los procesos productivos. Estuvieron expuestos equipos completos que cumplen con múltiples funciones como bajar la temperatura, fermentar, descongelar a temperatura controladas, hacer cocciones a baja temperatura. Se puede afirmar que los rasgos característicos de las nuevas líneas son la versatilidad y la multifuncionalidad.


Productos como las empanadas y los alimentos rellenos como las pastas,  encuentran cada vez diseños más eficientes disponibles tanto para el mercado interno como para la exportación. El equipamiento argentino está presente hoy en plantas productos de Estados Unidos, Canadá y Europa.
Los alfajores, un clásico argentino, también han encontrado una amplia difusión fuera de nuestras fronteras. La automatización está marcando estos equipos de los cuales ya tenemos algunos instalados en país hermano de Brasil.


Los panificados están en pleno proceso de renovación. La feria presentó una gran cantidad y variedad de marcas y modelos de hornos, desde los de mayor envergadura industrial hasta aquellos que se han difundido recientemente de dimensiones menores para los miles de puntos calientes que se han abierto para el gran consumo. Los fabricantes de hornos han manifestado que la feria los ha contactado con compradores de América latina como Brasil, Paraguay, Chile y otros países de la región que en muchos casos definen operaciones comerciales en el corto plazo.


Otra de las tendencias que se desprendió de la oferta ferial fue la cuestión de la imagen corporativa y la búsqueda de la identidad de los comercios, sean ellos, panaderías, confiterías, heladerías o pizzerías. La posibilidad de invertir recursos no solo en tecnologías sino en la renovación de los locales, producto de un tiempo de bonanza económica para esos sectores, ha impulsado a los fabricantes de muebles comerciales a trabajar sobre presentaciones más vistosas, modernas y funcionales, con aprovechamiento de los espacios y mayor visibilidad de los productos que son exhibidos con o sin frío en las vitrinas. Una mirada atenta podrá descubrir que ha habido cambios en la forma de venta en confiterías, panaderías y pastelerías. El cliente es proactivo, muchas veces es él mismo el que escoge los productos de los escaparates. Muchos locales además del despacho han habilitado áreas de consumo “in situ” y han incorporado otros rubros. Así podemos observar panaderías con cafeterías y productos de pastelería. Heladerías con servicio de confiterías. Confiterías que ofrecen también servicios de catering, etcétera. Este replanteo de las unidades de negocios que años atrás se manejaban en forma independiente y sin comunicación entre sí ha cambiado en parte por la necesidad de buscar negocios sustentables durante todo el año, es decir, como un  modo de superar la fuerte estacionalidad que todavía tienen productos como la heladería o la pastelería.


Nuevas líneas de equipamiento para cafetería, self service y comidas rápidas fueron presentados en FITHEP, caracterizándose por su electrónica y su moderna presentación.  Es de destacar que un 20% de los visitantes provino de esos sectores y del mundo de la restauración que usa y demanda estos equipos.


El mundo del helado también tuvo especial relevancia. En el campo de las materias primas firmas internacionales presentaron nuevas materias primas cargadas de innovación, como nuevas líneas de pralinería para helado artesanal que pueden ser consumidas a menos 20º C sin dificultad, o el yogur fluido concentrado que no deja sedimentos. Nuevos sabores de premezclas de excelente calidad fueron la atracción de las principales marcas para la heladería. En las tecnologías, además de las líneas completas de fabricadoras hubo diseños de equipos novedosos como los intercambiadores de calor a placas desarmables para heladerías para acelerar los tiempos de pasteurización. Se presentaron también congeladores rápidos a partir de nuevas tecnologías de bajo consumo. Llamó la atención la tecnología para pesar automáticamente ingredientes en polvo tanto para la heladería artesanal como para la industrial o para aplicación en la industria alimenticia en general.


Las máquinas dosificadoras que encriptan las dosis de recetas de helados también fueron motivo de atención. Por este sistema el propietario de la heladería puede, a través de una llave, descargar su receta sin que sus operarios o personas que manejan el equipo puedan tener acceso a la cantidad ni a los productos usados en la receta.


También las máquinas dosificadoras para madalenas, mufins y budines fueron una sensación. Las demostraciones prácticas de su uso congregaron a un número sorprendente de visitantes que siguieron atentamente las explicaciones del técnico de unas de las marcas más fuertes del mercado en equipamiento para panadería y pastelería.


Desde Turquía llegó un nuevo equipamiento para helado soft que, según su titular, logró una excelente receptividad de quienes lo contactaron.
La pastelería y la repostería también marcaron sus tendencias. Hubo novedades en técnicas de decoración. Algunas de ellas llegaron de la mano de la Copa Mundial de la Pastelería con sede en Lyon. De allí llegaron las tortas y postres con flores de gelatina en tres dimensiones. La vivacidad de este producto y la atracción que produce por la excelente resolución de formas, colores y texturas, le abrió las puertas del mercado nacional que le dio su voto positivo. Del mismo modo el público fue receptivo  a la novedosa crema Chatilly que permite crear esculturas semejantes a las del chocolate manteniendo una excelente estructura y textura.


A la hora de la innovación tuvieron su palabra los moldes de siliconas en una amplia variedad de aplicaciones. Inclusive para la elaboración doméstica de helados de palito.


Grandes reposteros hicieron demostraciones con estas planchas de siliconas que llegaron al mercado para resolver un sinnúmero de problemas a los profesionales y los usuarios domésticos. Hasta un chef egipcio participó de FITHEP realizando demostraciones y ofreciéndolas a degustar de productos árabes típicos que encuentran correspondencia con el gusto por la miel de los argentinos.


En la feria también tuvieron su lugar los ingredientes de alto valor nutritivo destinados a facilitar la elaboración de alimentos, especialmente aquellos destinados a personas con alguna dolencia como por ejemplo, los celíacos y diabéticos. Esta preocupación por ofrecer productos dulces o salados tentadores que puedan ser consumidos por aquellos que cuentan con problemas derivados de la nutrición es una tendencia del mercado. También hubo extractos logrados a través de procesos complejos para obtener vainillina a partir de vainas de Madagascar o Java.
En materias primas, nadie que haya visitado la feria pudo olvidar el gusto del buen chocolate. Las empresas de primer nivel que presentaron este producto compitieron por su calidad, aplicaciones y novedosas presentaciones.


En este punto la tendencia del mercado está en la producción de chocolate artesanal para clientes que quieren diferenciarse. En la feria además de variedad de chocolates se presentaron rellenos de chocolates y máquinas templadoras nacionales e importadas para obtener productos Premium.
Las tortas, minitortas, bombones, saladitos y demás productos de repostería y catering encontraron nuevas “bandejas presentación” con una estética que se aparta de los cánones clásicos.


Caminar por FITHEP le permitió al visitante captar la multiplicidad de la oferta que sustenta al producción de productos dulces y salados tan caros a nuestra identidad gastronómica como el helado, la pizza, la pasta, el chocolate, la medialuna, el pan, las masas, las confituras, el café. La feria, a diferencia del mundo virtual, reclama de la presencia física de los actores. El abrazo de colegas que se encuentran en la feria, la charla en las confiterías del predio ferial, la discusión en los cursos de capacitación, el intercambio de ideas y modos de hacer expuestos en los ciclos de conferencias, las nuevas técnicas mostradas en los campeonatos, las degustaciones, las presentaciones y la fuerza que le da al mercado congregar todo su potencial bajo un mismo techo, ayuda a ampliar la visión de los negocios. Así lo expresaron muchos de los visitantes que entraron en diálogo con la organización. “FITHEP siempre me abre un horizonte nuevo en el que no había pensado” afirmó Teresa Lancillota (verificar como se escribe apellido), una pastelera que en cada edición acude, infaltable, a la feria.


Por su parte, el Maestro heladero italiano Giancarlo Timballo, fundador de la Coppa del Mondo Della Gelateria e invitado de honor de FITHEP  fue categórico en su frase de despedida, “compartiendo estos días con colegas heladeros argentinos vuelvo a mi país con más amor por mi propia profesión. Ustedes me han ayudado a querer más lo que hago.” Esta fue una declaración del valor que tiene el congregar voluntades para alcanzar un objetivo. Si esto tuvo lugar en FITHEP, la feria tiene ganado una vez más su lugar en el mercado, aún bañada por el polvo volcánico.
 


 
 

Nuevo Usuario

   
CopyRight Fithep | Todos los derechos reservados